plato de ducha

Estos son los materiales más higiénicos para tu baño

El baño está sometido a un uso intensivo y a condiciones de humedad muy elevadas. Por ello, está especialmente expuesto a la proliferación de bacterias y hongos perjudiciales para la salud. Una limpieza y desinfección exhaustiva es importante. Pero también ayuda, y mucho, una buena elección de materiales. ¿Cuáles son los más higiénicos? ¡Te lo contamos!

 

     1. Acero inoxidable

Es un material muy versátil, resistente y evita que bacterias y otros microorganismos nocivos se reproduzcan. Además, se limpia con gran facilidad y soporta bien los productos químicos. 

Y en el baño es un buen material para todo tipo de accesorios, así como, grifos, duchas, perfiles de mamparas o elementos decorativos, entre otros elementos.

 

     2. Cerámica

Lo más tradicional, aunque mejorado, es también seguro cuando hablamos de higiene. Ese es el caso de la cerámica, impermeable y muy fácil de limpiar. Pero, además, los avances tecnológicos han permitido desarrollar cerámicas con propiedades antibacterianas y fungicidas, sin que por ello se vean afectados ni el diseño ni el acabado.

Gracias a ello, hoy en día es sencillo revestir paredes y suelos del baño con mucho estilo y dotarlo de sanitarios cuyas características permiten mucho más que una limpieza en profundidad. El especial tratamiento de esta nueva generación de cerámicas evita la proliferación de patógenos.

 

baño

 

     3. Silestone

Esta mezcla de cuarzo y resina es común en encimeras, pero en el baño se puede usar en otros elementos, como en platos de ducha. Es un material impermeable, muy resistente a la humedad. Esa porosidad nula impide también que se creen en su superficie condiciones idóneas para la acumulación de suciedad y, con ella, el desarrollo de microorganismos. 

Más ventajas: una limpieza muy sencilla e infinidad de acabados, de modo que es muy fácil introducirlo en cualquier estilo que queramos dar a nuestro baño. 

 

     4. Solid surface

Es uno de esos nuevos materiales que poco a poco se van imponiendo en los cuartos de baño. Llama la atención porque permite crear en encimeras y lavabos de formas sinuosas muy atractivas. Y, en cuestiones de higiene, tiene también muchas ventajas, y no solo porque es completamente impermeable

Con este compuesto a base de minerales y resinas se diseñan elementos de una sola pieza, sin ningún tipo de juntas. De este modo, no hay resquicio por el que puedan penetrar ni la humedad ni la suciedad, evitando la colonización de patógenos y facilitando enormemente la limpieza.

 

     5. Microcemento

También gana fuerza en baños, tanto en mobiliario como en revestimientos. Comparte características con alguno de los materiales higiénicos ya mencionados, sobre todo porque al tratarse de una superficie no porosa, impide que se acumule esa humedad que necesitan los agentes patógenos para vivir y proliferar. 

 

A estos materiales se podrían sumar otros, como el cristal en mamparas o incluso la piedra, siempre y cuando la superficie esté adecuadamente impermeabilizada y las juntas bien selladas. A la hora de elegir, conviene fijarse no solo en el material en concreto, sino también en los tratamientos específicos que se hayan aplicado. Con ello, y un mínimo esfuerzo de limpieza, la higiene de nuestro baño quedará garantizada.

 

Fuente: Habitissimo